Ya está disponible nuestro asistente de Inteligencia Artificial. ¡¡PRUÉBALO!!

Cuando lo importante es el COLOR.

En muchas ocasiones, lo importante a la hora de crear un ambiente, es el color de los elementos que lo van a componer. La tonalidad de las sillas pueden acompañar al resto de materiales o, por el contrario, contrastar. Puedes añadir dinamismo a una instalación utilizando dos o más colores.
Cada modelo de nuestro catálogo se fabrica en su gama de tonos y en ocasiones te puedes sentir frustrado al ver que la silla que te había enamorado no se fabrica en el color que deseas. Por eso, hemos realizado una selección de nuestras sillas por su paleta de colores disponible y de esta forma el puzzle encajará a la perfección.

Pulsa sobre cualquiera de los colores y accederás a la selección.

El COLOR en las sillas de hostelería y colectividades.

Fíjate como una silla cambia su aspecto en función del color en el que se presente.
Un mismo modelo puede pasar de transmitir elegancia en color negro, gris oscuro o chocolate a crear un ambiente sereno en tonos como el marfil, arena o gris verdoso. Tonos más atrevidos como el rojo, verde oliva, caldera o melocotón pueden contribuir a crear un ambiente divertido o encajar en una temática concreta como la comida rápida, locales de ensaladas, terrazas en centros comerciales etc. Los tonos como el azul retro o turquesa, pueden encajar en ambientes industriales o de ambientación más actual.

VERDE OLIVA
ROJO
BLANCO
NEGRO
ARENA

Nuestro modelo LISBOA es uno de los que más gama de colores presenta. Como puedes ver, cada tonalidad le aporta una personalidad completamente distinta.

Mira cómo cambia el sillón TOLEDO AIRE en función del color en que se fabrique. Puede encajar en multitud de ambientes, tanto en restaurantes, terrazas y espacios de reunión como en residencial u hogar.

En el interiorismo, las combinaciones y posibilidades son infinitas. Un mismo color puede encajar en muchos ambientes, tanto por asimilación como por contraste. En cada sección que hemos preparado, encontrarás propuestas que te servirán de inspiración.

El secreto está en la masa.

¿Recuerdas aquel eslogan?, en nuestro caso, también se aplica.

Y es que el color de nuestras sillas se aplica a toda la masa. Los tintes se integran en el polipropileno, que una vez inyectado en los moldes, formarán la silla de una pieza.
Esto es importante a la hora del mantenimiento ya que te puedes olvidar de los típicos desconchados en sillas de madera o metal lacadas.

Pero hay muchos más secretos en nuestra “masa”; cuando se moldea se hace mediante un sistema de gas que le aporta ligereza, también se incorporan fibras de vidrio para hacerla mas resistente y por último, se le añaden filtros UV que evitarán el desgaste del color por la acción del sol.

Reproducir vídeo

Con los colores claros y en determinados usos, te puedes encontrar con suciedad en la superficie de la silla. En hostelería es frecuente el uso de salsas, vino, chocolate etc.

Su limpieza es tan sencilla como utilizar un jabón neutro y agua sin excesiva presión. No la lleves a un lavadero de coches y le metas la pistola a la máxima presión porque podrías dañar la superficie.

23 colores, uno para cada ocasión.

Ya sabemos que para gustos, están los colores. Por eso, no te vamos a dar la clave mágica de cual elegir para tu proyecto. Las posibilidades de las 23 tonalidades de nuestra gama, combinadas con el resto de colores y texturas de tu local son enormes.

Hostelería

Está claro que en la hostelería podemos estar hablando de tantos ambientes distintos, que la elección del color idóneo queda en tus manos o de tu interiorista.
Lo cierto es que el color del mobiliario te ayudará en gran medida a lograr el objetivo que te propongas; un ambiente cálido para un restaurante, moderno en un local de marcha, sereno en la terraza de un paseo marítimo, industrial en ese bar de tapas, divertido en el fast food, etc.

Colectividades

El concepto de “colectividades” es también muy amplio, podemos estar hablando de un hotel, un club de jubilados o el aula de un centro de estudios.
Así pues, deberás valorar bien qué color de toda nuestra gama encaja mejor en ese espacio, pensando en las sensaciones que transmitiremos a sus usuarios.

Un aula de estudios puede tener sillas de colores vivos que nos ayudarán a mantenernos alerta y crearán un interesante juego entre la masa de color y los estudiantes.
Para un club de jubilados, se podría optar por colores suaves y neutros, que transmitan calidez y generen un mayor confort a sus usuarios.
En un hotel, como en hogar, encajarían tonos neutros y elegantes como el negro, gris o chocolate, aunque son espacios que también se prestan a la utilización de otros colores mas vivos o vibrantes.

Terminamos deseándote que elijas la mejor combinación para tu local y ten en cuenta que hay otros parámetros importantes a la hora de elegir tu silla, como son; la estética de su forma, su ergonomía, la inclusión o no de brazos, sus dimensiones etc.